El blog de Manolo Rodríguez

Dejad que los famosos se acerquen a Twitter

COMPARTIR
, / 1075 2
Dejad que los famosos se acerquen a Twitter

Confieso que me reído con toda la polémica que se armó con la última metedura de pata de Alejandro Sanz en Twitter cuando confundió a la desaparecida Marta del Castillo con la atleta Marta Domínguez. Animalito. Acepto que también me solté alguna sonrisa cuando el compositor del ‘Corazón partío’ puso una ‘b’ en lugar de una ‘v’ en unos de sus twetts. Un error lo tiene cualquiera y más si el teclado es el del móvil y uno tiene los dedos gordos como los míos.

Reconozco que también ayudé, y bastante, a que #turismobisbal llegase a ser TT mundial cuando al exnovio de Chenoa se le ocurrió, en medio de la rebelión egipcia, aquella frase que quedará para los anales de la historia: “Nunca se han visto las pirámides de Egipto tan poco transitadas…”. Como publicista no tiene precio. Admito que retuiteé algunas críticas a Bisbal cuando quiso aprovechar el tsunami de Japón para promocionar uno de sus conciertos. Estamos en crisis y hay que buscarse el pan en cualquier sitio.

Yo también fui de los que me indigné cuando el exjugador del Real Madrid, Guti, confundió, según él, el idioma catalán con el polaco, o el cineasta Nacho Vigalondo bromeó, también según él, con el holocausto. Con determinados temas no se juega. Aunque sea en Twitter.

Lágrimas

También creo que se pasó dos pueblos Arturo Pérez Reverte con sus críticas en su cuenta de Twitter al ex ministro de asuntos exteriores, Miguel Ángel Moratinos. ¿Quién no ha llorado alguna vez? Ah claro. Los que han estado de corresponsales de guerra y mandaban las crónicas mientras las balas silbaban por encima de su cabeza nunca lo han hecho.

A mí también me empezaban a resultar empalagosas las continuas muestras de cariño, arrumacos, declaraciones de amor, fotos romanticonas y demás cursiladas de la pareja Gerard Piqué-Shakira con las que nos desayunábamos todos los días cada vez que abríamos nuestro Twitter. San Valentín sólo es una vez al año. Digo yo.

Son humanos

Todos estamos de acuerdo en que algunos famosos han metido la pata en Twitter. Pero también se nos olvida que son humanos y que somos el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Bueno, Alejandro Sanz ya va por el tercer o cuarto trompicón.

Nadie duda de que los famosos se han abierto su cuenta en Twitter para ayudar a promocionar su carrera profesional. Pero gracias a eso el resto de los mortales nos enteramos, de vez en cuando, de lo que hacen, dicen o sienten. Vale, de acuerdo, con Piqué y Shakira llenamos la botella.

No digo que no haya que darles un poco de bambú, como diría Miguel Bosé, cuando sueltan alguna tontería en Twitter. Para eso es una red bidireccional y cuando abrieron su cuenta sabían a lo que se exponían. ¿O no? Pero deberíamos, yo el primero, medir el volumen de nuestras críticas. Porque puede que un día se cansen de tanta comunicación 2.0 y comiencen a cerrar sus cuentas (Andrés Calamaro ya lo hizo y Alejandro Sanz amenazó con hacerlo) y nos quedemos sin sus geniales meteduras de pata.

Necesitamos de vez en cuando que nos alegren el día, que nos cuenten cómo se han levantado por la mañana, qué hicieron ayer por la noche, que nos muestren la foto de su último vástago, dónde están ahora, con quién… Conocerlos un poco más.

Nos les echemos porque luego nos arrepentiremos. ¿Con quién nos vamos a reír entonces?

Por eso, dejad que los famosos se acerquen a Twitter porque con ellos tenemos garantizado el reino de la risa. Amén.

2 Comentarios

Responder

Tu dirección de mail no será publicada


*