El blog de Manolo Rodríguez

Cluetrain, la web no es un lugar para la publicidad convencional

COMPARTIR
, / 706 0
Cluetrain, la web no es un lugar para la publicidad convencional

Con este post cierro la trilogía sobre el Manifiesto Cluetrain. En el primero escribí sobre lo que había supuesto la irrupción de internet para todos: la vuelta a la conversación humana. La llegada de la revolución industrial había acabado con las conversaciones entre las personas, pero internet las ha devuelto.

En el segundo abordé lo que los autores piensan de las empresas tras la irrupción de internet. “Estamos ante una necrológica de la empresa tal y como la hemos conocido”, escribieron en 1999. En este tercero y último intentaré explicar por qué aseguran que la web no es un lugar para la publicidad convencional.

manifiesto cluetrain desenredando la red

Los consumidores, dicen los autores del Manifiesto Cluetrain, ya no somos los clientes perfectamente predecibles que las empresas recuerdan que éramos no hace mucho tiempo. Ahora, hemos probado algo diferente y nos ha gustado. Al igual que distinguimos la atención personal de la descortesía, también percibimos la diferencia entre el lenguaje puramente comercial y las palabras sinceras.

manifiesto cluetrain desenredando la red

El sonido de la conversación en la web, aseguran, hace más patente el zumbido monótono, anodino y egocéntrico que emana de los departamentos de marketing de las empresas. No es solo que el mercado pueda descubrir la verdad de cualquier cosa en lo se tarda en consultarlo en Google, sino que las voces metálicas de las empresas convencionales empiezan a sonar particularmente vacías “en contraposición a las ricas conversaciones que emanan de internet”.

manifiesto cluetrain desenredando la red

La única publicidad que ha sido siempre realmente efectiva, reconocen los autores del Manifiesto Cluetrain, es la del boca a boca, que no es más que conversación. Además, los mercados conectados no son sólo inteligentes, sino que están preparados para serlo mucho más, mucho más rápidos que la empresa convencional.

manifiesto cluetrain desenredando la red

Los autores del Manifiesto Cluetrain vaticinaban en 1999 que el marketing no desaparecerá, “ni debería hacerlo”, pero debe evolucionar rápida y profundamente, ya que los mercados se han interconectado y ahora saben más de negocios, aprenden más rápidamente que las empresas, son más honestos que éstas y también son muchísimo más divertidos. Por eso, la web no es un lugar para la publicidad convencional.


Responder

Tu dirección de mail no será publicada


*