El blog de Manolo Rodríguez

‘Erase una vez…’ el reportuiteo

COMPARTIR
, / 1690 2
‘Erase una vez…’ el reportuiteo

Imagen cortesía de Sue Rainbow

 

Laura Camino (@lauracamino2_0), periodista, blogger (lauracamino.wordpress.com), community manager y muchas otras cosas más se convierte con este post en la tercera firma invitada en Desenredando la red. El motivo de su visita es su nuevo proyecto: Reportuiteo. Leed lo que ha escrito más abajo porque tiene muy buena pinta.  

 

Podría empezar este post con un ‘Érase una vez…’ y no estaría desencaminada. Al igual que los cuentos populares recogen historias con moraleja o en las que de una forma u otra nos podemos ver identificados, la mía propia podría ser la de muchos otros. En concreto, la de los 10.000 periodistas que nos hemos ido al paro en España en los últimos cuatro años. Casi 5.000 sólo durante el 2012 (datos de FAPE). Ahí es nada.

Así que ‘Erase una vez…’ Una crisis. Una triple, en realidad: la mía propia, la de mi profesión y la económica. Cuando el periódico para el que trabajaba cerró, el abismo al que me enfrenté fue inmenso. Tras diez años estancada cómodamente en una redacción, me encontré con un panorama totalmente desolador. Fui capaz de asimilar inmediatamente que, tal y como se me presentaba el mercado, y con tantos compañeros en mi misma situación, no volvería a trabajar en un medio de comunicación de la misma forma que lo había hecho hasta ese momento.

Cuando por fin me alejé del borde del precipicio y me vi preparada para cerrar la grieta del suelo y seguir caminando, orienté mi objetivo hacia las redes sociales. ¿Qué otra cosa podía hacer si la comunicación hoy día no se entiende sino asociada al mundo 2.0? Así que en un arranque de originalidad me hice con un título de Community Manager. Fue el primero de muchos pasos acertados hacia lo que hoy he convertido en mi producto: el reportuiteo.

#reportuiteON como producto

Tal vez ya te suene el concepto, porque lo cierto es que ya se ha empezado a hablar de él desde diversos puntos de la geografía española. Su definición no puede ser más sencilla: cobertura de eventos a través de Twitter, con la inmediatez, la viralidad y la interactividad que la magnífica red social del pajarillo azul nos brinda, y siempre con el criterio y rigor periodístico propios de mi experiencia y formación. Como producto, ofrece un triple beneficio:

  • La cobertura en directo del evento, con un relato en tuits informativo, serio y coherente, pleno de sentido y completo.
  • Un resumen tuitero casi inmediato en Storify, con todos esos tuits que se han ido elaborando a lo largo de la charla, conferencia…
  • Una rigurosa crónica basada en esos tuits y elaborada con rigor periodístico.

Uno de los ejemplos más recientes en eventos reportuiteados es el que acometí en junio en el curso #socialmaisTIC de Voluntariado Dixital da Xunta, que se puede consultar aquí.

Cuando digo que el reportuiteo es la expresión digital del periodismo tradicional no lo hago en balde. A nadie se le escapa cuáles son las rutinarias tareas de la cobertura informativa: acudir al evento, tomar notas, elaborar la noticia y publicarla. Como reportuitera, mantengo fielmente esa rutina, con la gran diferencia de que ahora, y gracias a Twitter, esas cuatro tareas se hacen públicas e interactivas, especialmente la toma de notas, convertida en tuits que además son emitidos en directo. Y con la ventaja de la integración simultánea de elementos audiovisuales, con lo que se diluyen las líneas que siempre separaron las tres ramas del periodismo: prensa, radio y televisión.

Twitter: el juego de hacer titulares

No es extraño que el periodista encuentre en Twitter una herramienta fantástica. En mis casi diez años de trabajo en redacción, he desarrollado, por necesidad, una gran capacidad de síntesis. ¿Qué es tuitear sino elaborar titulares?

En esta línea, según cifras de Oriella Digital Journalism, el 72% de los periodistas españoles utiliza Twitter, una cifra que por si puede parecer elevada pero que queda encogida si la comparamos con países como Canadá (90%), EEUU (79%) o Francia (77%).

Podría decir que el reportuiteo es el elemento de desenlace de mi historia, pero soy más partidaria de dejarlo en la parte del desarrollo: aún queda mucho cuento por delante. Sin embargo, sí puedo a estas alturas extraer una moraleja: las crisis son duras pero necesarias para evolucionar. En mi caso, aquel fatídico momento ante el abismo me ha llevado a un proceso en el que no sólo he aprendido a conocerme, valorarme y especializarme, sino que me ha dado la fuerza necesaria para defender mi trabajo hasta el punto de salir a venderlo. A través de un producto: el reportuiteo. Definido, profesionalizado, y avalado. ¿Compras?

#reportuiteON

2 Comentarios

Responder

Tu dirección de mail no será publicada


*