El blog de Manolo Rodríguez

Cuando a las empresas no les funciona la publicidad en las redes sociales

Las empresas creen que tienen dos formas de publicitarse en las redes sociales. La primera es abrirse un perfil y promocionar sus productos. Y eso no funciona. La segunda es pagar por anunciarse
COMPARTIR
, / 743 0
Cuando a las empresas no les funciona la publicidad en las redes sociales

 

Las empresas se han dado cuenta de que las redes sociales son un gran filón para vender sus productos: 1.500 millones de usuarios en Facebook, 400 en Instagram, 400 en Twitter, 380 en Linkedin… Demasiados potenciales compradores en un mismo lugar para que las empresas no quieran utilizar las redes sociales para vender sus productos.

Y aquí está el principal problema. En las redes sociales no se puede vender directamente. Más abajo recupero un artículo que escribí para el blog de A-Tres que titulé ‘Las empresas aún creen que las redes sociales son un canal de publicidad’. En él explico los errores en los que caen al querer vender directamente en las redes sociales.

Las empresas creen que tienen dos formas de publicitarse en las redes sociales. La primera es abrirse un perfil y promocionar sus productos. Y eso no funciona.

La segunda, menos extendida, porque hay que pasar por caja, es pagar por anunciarse. Y esta sí que funciona bastante bien porque, por ejemplo Facebook es capaz de segmentar tanto a quién ofrece los anuncios que puede hacerlo a una mujer que viva en la ciudad de A Coruña, que tenga entre 25 y 45 años y que, por ejemplo, le gusté el mundo de los blogs.

Promoción gratuita

Pero en el artículo que va más abajo me refiero a la primera opción que es la que utilizan la gran mayoría de los negocios: la de querer publicitar e intentar vender sus productos y servicios a través de sus diferentes redes sociales. Y esto no funciona.

Las empresas aún no se han dado cuenta de que los usuarios estamos en las redes sociales, básicamente, por tres razones: estar en contacto con nuestros amigos, divertirnos y que nos informen. Y entre ninguna de estas tres está recibir publicidad de forma directa.

Imaginad que estáis un día por la noche en vuestro sofá viendo la tele y a la vez estáis con vuestra tablet en vuestro Facebook leyendo lo que han publicado vuestros amigos durante el día: que si un video de un gatito, que si una foto de tu amigo que está en una playa, que si otro ha compartido un artículo interesante…

Y de repente aparece en tu timeline un contenido de una página a la que un día decidiste seguirla que te quiere vender uno de sus productos, así, de forma directa. A bocajarro. Seguro que no lo verías con buenos ojos. Pues las empresas aún no han terminado de entender que las redes sociales no son un canal de publicidad más.

No entienden las redes sociales

No han entendido que las redes sociales son un territorio de los usuarios al que después llegaron las empresas y que son los usuarios los que marcan las reglas. Por eso hay muchas empresas que aseguran que las redes sociales no funcionan. Claro, para vender directamente no funcionan.

No se han dado cuenta de que los usuarios ahora pueden opinar, crear contenidos, interaccionar y hasta recomendar productos a sus amigos. Que ya no somos muñecos a los que disparar sus anuncios a bocajarro. Esa táctica les funcionaba bien a los chicos de Mad Men, pero ahora ya no.

Hasta que las empresas no entiendan que las redes sociales no son un soporte de publicidad más como son la televisión, la radio o la prensa seguirán pensando que no les sirven para vender sus productos.

Lo intenté explicar de otra forma en el artículo que escribí para A-Tres y que va íntegro a continuación. Al ser imágenes se puede pinchar sobre ellas para que se hagan más grandes. Al final va el enlace del artículo original.

publicidad redes sociales publicidad redes sociales publicidad redes sociales publicidad redes sociales publicidad redes sociales publicidad redes sociales

Leer el artículo original en la web

 

Responder

Tu dirección de mail no será publicada


*