El blog de Manolo Rodríguez

La trampa del todo gratis de las redes sociales

No hay nada malo en que les demos nuestros datos a Facebook o a Google. Cada uno puede hacer con su vida lo que quiera. Solo hay que ser consciente de que se los estamos dando y que además están comerciando con ellos
COMPARTIR
, / 952 0
La trampa del todo gratis de las redes sociales

 

Soy de los que creen que cuando empiezas en una nueva actividad es fundamental tener buenos profesores que te guíen por el camino adecuado y te sirvan de guía. Me ocurrió en mi primer trabajo en un periódico. Tuve una jefa (Yolanda Varela) de que la que aprendí casi todo lo que sé de periodismo.

Me sucedió lo mismo cuando empecé en esto de las redes sociales y los blogs. Tuve un profesor de esos de los que aprendes (y sigo aprendiendo) mucho. Se llama David Serantes.

Una de las frases que nos dijo en aquel curso de community manager de hace unos cuantos años, y que se me quedó grabada, es que “desconfiemos de que algo sea gratis, porque seguro que nosotros somos el producto”.

Con la aparición de las redes sociales, de Google y de otras plataformas online gratuitas nos hemos lanzado a utilizarlas sin pensar lo que dábamos a cambio. “Desconfía de que algo es gratis, porque seguro que el producto eres tú”.

Y lo que damos a cambio son nuestros datos personales. He contado mi punto de vista de una forma más extensa en un artículo que he escrito para el periódico La Opinión A Coruña y que va íntegro más abajo.

Si algo es gratis, el producto eres tú

No está mal que les demos nuestros datos a Facebook o a Google. Cada uno puede hacer con su vida lo que quiera.

Solo hay que ser consciente de que se los estamos dando y que además están comerciando con ellos. Facebook ingresará en 2015 más de 14.000 millones de euros solo por la publicidad. Google superará los 40.000.

E ingresarán tanto porque ambos han logrado construir un sistema publicitario casi perfecto: al tener todos nuestros datos, la publicidad que nos ofrecen está directamente relacionada con nuestros gustos.

Aunque esta idea tampoco está mal. Consideramos menos intrusivos unos anuncios que están relacionados con nuestros a gustos que los que no tienen nada que ver con nosotros.

No hay nada malo en que usemos las redes sociales y Google de forma gratuita. Nada.

Solo hay que ser conscientes de que les estamos pagando con nuestros datos personales. “Desconfía de que algo es gratis, porque seguro que el producto eres tú”.

Te dejo con el artículo que escribí en La Opinión A Coruña

Pincha en la imagen para ampliarla

gratis redes sociales

Leer el artículo original en la web

 

Responder

Tu dirección de mail no será publicada


*