El blog de Manolo Rodríguez

6 errores que puedes cometer al hacer storytelling para tu marca

Este artículo te muestra los errores más comunes que puedes cometer si utilizas el storytelling. Anunciar que vas a contar una historia o resumirla demasiado son dos de ellos
COMPARTIR
, / 96 0
6 errores que puedes cometer al hacer storytelling para tu marca

 

Estás a punto de invertir 6 minutos en leer este artículo

 

Emanuel Olivier, director y fundador de Genwords, empresa especializada en content marketing, vuelve a escribir en Desenredando la red.

Ya lo hizo para contar

En esta ocasión vuelve para explicar los errores más comunes que podemos cometer al utilizar el storytelling.


 

Uno de los grandes aciertos del marketing digital ha sido integrar el storytelling como una de sus herramientas para lograr comunicar y persuadir sobre las bondades de un producto o servicio.

Una agencia de inbound marketing siempre te recomendará que te olvides de los mensajes publicitarios repetitivos que interrumpen la cotidianidad de los consumidores y que apuestes por contenido de calidad que los mantenga atentos, o que pueda atraerlos a tu marca.

Un buen storytelling debe tener un trasfondo innovador y que vaya en coherencia con la marca y el producto que se ofrece.

Debe apegarse a los valores y al estilo de la compañía y responder a las necesidades que tiene la audiencia específica.

Una historia puede ser el comienzo de muy buenos resultados para una marca, ya que por su coherencia y emotividad puede incluso convertirse en viral.

Pero una mala historia puede afectar la reputación de tu marca y generar desconfianza entre tus consumidores.

Si has comenzado o quieres comenzar a aplicar el storytelling en el marketing de tu marca, toma en cuenta estos 6 errores comunes para que los evites a toda costa.

 

 

Anunciar que vas a contar una historia

storytelling-Anunciar-que-vas-a-contar-una-historia

¿Cada vez que tienes que comunicar algo, comienzas con «Déjame contarte una historia»?

Recuerda que estás en un contexto empresarial.

Lo más probable es que tu audiencia piense que estás a punto de decir algo no importante y no atraerás su atención en su smartphone.

O también puede que ponga los ojos en blanco pensando: «Oh, esta historia de cuentos con gerentes…»

Necesitas ser más sutil.

Para que suceda la magia de la narración de historias, debes deslizarte casualmente al modo de narración de cuentos sin decirlo de antemano.

Prueba fórmulas como:

  • Acabo de recordar algo divertido (o loco, o algo que cambió mi punto de vista sobre X tema)…
  • Conocía a este chico o chica que solía…
  • He escuchado algo muy interesante…
  • ¿Conoces [insertar persona, lugar o marca aquí]? Pero lo que no sabes es…

 

Tener demasiados personajes

storytelling-Tener-demasiados-personajes

Si tienes una pieza que dura menos de 5 minutos y estás tratando de tener más de 3 personajes es probable que lo estés forzando demasiado.

Por personajes nos referimos a una persona en tu storytelling que es más que un simple fondo.

Es posible que tengas escenas con una gran cantidad de personas, pero si no pasamos tiempo o conocemos a los demás, entonces no son personajes.

Sin embargo, si estás entrevistando a un puñado de personas y estás tratando de encajar en las líneas de cada una de ellas, entonces es probable que seas víctima de este gran error.

A medida que tu historia se alarga, tienes más espacio para atraer más personajes y desarrollarlos para la audiencia.

Los largometrajes, por ejemplo, a menudo tienen un elenco de personajes y conocemos a varios de ellos.

Si tienes demasiadas personas en tu historia, es mucho más difícil para el público establecer una conexión real con cualquiera de ellas.

 

Resumir demasiado la historia

storytelling-Resumir-demasiado-la-historia

Ya que te encuentras en un contexto comercial, sientes que debes ser serio y profesional.

Entonces haces que tu historia sea magra, no entras demasiado en los detalles y eres muy racional sobre el esquema.

Es probable que elimines el contexto y recortes las descripciones para mantener solo los mecanismos claves.

Esto está mal. La narración es parte de la comunicación humana. Es de humano a humano. No de robot a robot.

 

Elegir el protagonista equivocado

storytelling-Elegir-el-protagonista-equivocado

El mejor héroe es tu cliente o tu audiencia.

No intentes ser el héroe de las historias que cuentas.

Tendrás un papel mucho más valioso como mentor.

Piensa en tus clientes como Harry Potter y en ti como Ron, su mejor amigo.

Tu producto o servicio tampoco puede ser el héroe; debe serlo una persona.

En cambio, tu producto o servicio será un gran elemento para ayudar a ese héroe a alcanzar sus objetivos.

 

Poner el estilo por encima de la historia

storytelling-Poner-el-estilo-por-encima-de-la-historia

Pregunta a diez creativos cómo de importante es la historia, y apuesto a que diez de ellos dirían algo como «la historia es lo más importante».

Es una verdad que la historia es el elemento más importante. Sin embargo, a menudo no nos tomamos el tiempo para honrar verdaderamente la historia.

Aquí está la idea crítica: a menudo estamos aburridos o desconectados de nuestro trabajo porque la historia es débil.

En lugar de mirar hacia adentro y tratar de desarrollar una historia más fuerte, a menudo buscamos formas de hacer que se vea más atractiva.

Aplicamos una gradación de color elegante o miramos una de las últimas tendencias como una estratagema para atraer al espectador.

Sin embargo, si le estás dando mucha importancia a elementos que no sirven a tu historia, entonces estás cometiendo un error.

Estás tratando de poner algo llamativo para obtener una reacción.

Pero cuando realmente necesitas adoptar esa herramienta o técnica de una manera que sirva a la historia, ¿adivina qué? Ya no tendrás un impacto.

Todo se suma a tu historia o se le quita. No hay término medio.

Los elementos de empuje que no sirven a la historia en realidad están quitando tiempo valioso.

 

Omitir el conflicto de la historia

storytelling-Omitir-el-conflicto-de-la-historia

Este es uno de los errores habituales en los esfuerzos de narración de historias por parte de marcas.

Está bien contar una historia, pero quieres que sea breve e informativa.

Quieres brillar.

Entonces terminas contando algo como: “A María le encanta maquillarse. Entonces, un día encontró X marca y ahora su vida es feliz con este maquillaje de calidad. Fin”.

Son las caídas las que hacen que los picos en las historias sean más altos.

Si todo fuera fácil, ¿qué justificaría algo?

¡Eso es aburrido! Una historia tiene que ser sobre alguien logrando algo.

Y el logro implica obstáculos.

Nos gustan los héroes porque lo intentan y fracasan, y a veces pierden la esperanza pero lo intentan de nuevo.

Cuando cuentes una historia, no temas contar los fracasos, los obstáculos o los conflictos.

Es lo que hará que tu relato sea más humano, más creíble y más atractivo.

Como conclusión, cuenta historias inspiradoras sin extenderte mucho y con un final épico.

Lograrás humanizar tu marca a la vez que haces virales tus contenidos.

 

Imágenes cortesía de Kellepics, Ryanmguire, Free-Photos, Suju, Colinoob y Stocksnap en Pixabay

 

¿Te gustan los artículos del blog? Te los mando al mail

suscripcion-desenredando-la-red